Aguas de Telde logrará ahorrar en la factura de la luz gracias a un cambio en el contrato del suministro eléctrico

COMPARTIR

En la sesión de este miércoles también se ha acordado solicitar fondos al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Gran Canaria para llevar a cabo la ampliación de la desaladora Telde II, un proyecto de 2,7 millones de euros

La empresa mixta Aguas de Telde ha logrado materializar un nuevo contrato con una empresa suministradora de energía eléctrica que permitirá un destacado ahorro en la factura de la luz, teniendo en cuenta el incremento actual del precio la energía.

Este fue uno de los puntos tratados este miércoles en la celebración del Consejo de Administración de Aguas de Telde, presidido por la alcaldesa de la ciudad, Carmen Hernández, y en la que también estuvo presente el consejero delegado de la compañía y concejal de Aguas y Saneamiento, Héctor Suárez.

De este modo, el nuevo contrato rubricado con Iberdrola, si bien aumenta el gasto en electricidad –dado la subida general del precio de la energía-, permitirá disminuir el impacto económico en las cuentas de la empresa mixta.

Por otro lado, en la cita se abordó la necesidad de ampliar la desaladora Telde II, una infraestructura que cuenta con un proyecto ya redactado y trasladado tanto al Gobierno de Canarias como al Cabildo de Gran Canaria, con un presupuesto de 2,7 millones de euros y que contempla el aumento de producción de agua desalada en 4.000 metros cúbicos, anticipando las necesidades conocidas que va a tener la referida instalación para incrementar esa producción tanto de agua potable como de agua de riego.

Así, con el objetivo de poder abastecer el suministro en el municipio con solvencia, los miembros del consejo han acordado, a propuesta de la primera regidora, inspeccionar nuevas vías de financiación supramunicipal, mediante la solicitud de subvenciones con cargo a los Presupuestos de 2023 del Gobierno canario y del Cabildo, así como de los fondos europeos Next Generation.

La alcaldesa Carmen Hernández ha recalcado la importancia del ahorro que supondrá el nuevo contrato “especialmente en una coyuntura económica general tan complicada”. Igualmente, Hernández destacó la previsión de Aguas de Telde para evitar problemas con la cantidad de agua suministrada en los próximos años, motivo por el que ya se trabaja para la ampliación de la desaladora Telde. II.

Por su parte, Héctor Suárez subrayó que “este nuevo contrato contribuirá a la reactivación de la economía en un contexto de inflación generalizada”, al tiempo que, sobre la necesidad de ampliar la capacidad de la desaladora, así como los depósitos de agua, puntualizó: “Aunque el suministro de agua potable a la población no se ha visto afectado en ningún momento durante el verano, sí que se ha tenido racionar o cortar durante varios días a parques y jardines o a algunos grandes clientes, como comunidades de agricultores, como medida de precaución ante el vertiginoso descenso de los niveles de almacenamiento del agua en depósitos consecuencia de la alta demanda de esas fechas”.

Además, señaló la necesidad de aumentar la capacidad de almacenamiento de agua y destacó que para ello se trabajará con otras administraciones para mejorar los depósitos que se encuentran en Jinámar, aprobado este último proyecto por la Junta de Gobierno Local y trasladado a todas las administraciones competentes.

Por último, en la sesión se abordó el trabajo realizado por Aguas de Telde para mejorar la eficiencia energética en todos los procesos de la empresa mixta, con inversiones destacadas de más de 1,3 millones de euros en dos años en la desaladora Telde II y los bombeos de agua potable de Silva y Narea. Asimismo, se indicaron otras inversiones pendientes de ejecución centradas en la dotación de energía renovable a los bombeos de San José, la EDAR de Silva y Hoya del Pozo.

Salir de la versión móvil