“Augusto Hidalgo echa a la calle a las entidades de reparto de alimentos”.

“Augusto Hidalgo echa a la calle a las entidades de reparto de alimentos”.

El vice-portavoz del Grupo Municipal critica que el Consistorio “cierre a cal y canto” estos locales sociales mientras miles de familias siguen sin cubrir sus necesidades básicas

Suárez lamenta que la tarjeta de supermercado no llegue a todas las personas vulnerables y denuncia la descoordinación entre las áreas de gobierno: mientras unas obligan a las entidades a repartir en la calle, otras envían a las familias a los locales sociales

El Grupo Municipal Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria critica que el alcalde, Augusto Hidalgo, “eche a la calle” a las entidades de reparto de alimentos. Así, aseguran que cada vez son más las entidades que reciben la notificación del Consistorio municipal para dejar de realizar su función en los locales sociales de los barrios.

Según afirmó el viceportavoz de CC-UxGC, David Suárez, la labor altruista que desarrollan estas entidades es esencial en estos momentos, en los que miles de personas acuden a recoger alimentos para poder cubrir sus necesidades básicas. “Sin embargo, Augusto Hidalgo no parece ver la gravedad de la situación ni los problemas reales a los que se enfrentan los vecinos de la ciudad que gobierna, porque es denigrante que estén obligados a recoger productos de primera necesidad en plena calle, a la vista de todos”, lamentó.

Por otro lado, el edil denuncia que la tarjeta de supermercado que dona el Ayuntamiento a la población más vulnerable no llega a todas las familias, pese a que el Consistorio hace un continuo alarde de tener capacidad de respuesta hacia ellas. “La realidad es que cientos de familias acuden a las entidades de reparto con la carta de derivación de los Servicios Sociales del propio Ayuntamiento, así que, una vez más, Augusto Hidalgo demuestra la incongruencia de su gestión”, apuntó Suárez.

Para el viceportavoz existe una “total descoordinación” entre las distintas áreas municipales, ya que mientras el Ayuntamiento intenta promover la tarjeta de alimentos de supermercado, los propios Servicios Sociales continúan derivando a las familias a recogerlos a los locales sociales que el mismo Consistorio obliga a cerrar sin excepción. “No entendemos cómo el grupo de Gobierno no es capaz de crear un protocolo para que los locales sociales continúen realizando su encomiable labor altruista, absolutamente primordial ante el agravamiento de las necesidades humanitarias, tal y como se han creado otros para atender a la ciudadanía en estos tiempos de COVID-19”, señaló David Suárez.

Con todo, cabe recordar que el Ayuntamiento ha perdido hace dos semanas a 20 trabajadores sociales que formaban parte de un plan de empleo del Cabildo grancanario con el IMEF. “La situación no deja de complicarse, se reduce la plantilla en una situación crítica como la actual, lo que además incrementa las cifras del paro, con más de 48.600 desempleados en la ciudad y casi 40.000 personas en ERTE”, subrayó el edil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies