El Ayuntamiento mejora las instalaciones del Punto Limpio y el CETA con una subvención del Cabildo.

El Ayuntamiento mejora las instalaciones del Punto Limpio y el CETA con una subvención del Cabildo.

El Ayuntamiento de la Villa de Ingenio mejorará las instalaciones del Punto Limpio y el Centro de Estancia Temporal de Animales (CETA) anexo con una inversión de más de 100 mil euros, que serán financiados con cargo al Plan de Cooperación con los Ayuntamientos (PCA) 2020-2023 del Cabildo de Gran Canaria, y que permitirá aumentar las medidas de seguridad y de protección para evitar robos de materiales y destrozos vandálicos en ambas infraestructuras municipales. El contrato de obras ‘Intervención para mejora y actualización del Punto Limpio Municipal’, que ha salido recientemente a licitación, permitirá también renovar las instalaciones de este centro de gestión de residuos municipal, que fue construido en el año 2006.

El deterioro sufrido en las instalaciones a lo largo de 14 años y ciertas carencias de infraestructuras para optimizar el servicio han hecho necesario valorar una intervención para la mejora y la actualización del complejo. Entre las actuaciones proyectadas figuran las mejoras de las condiciones de seguridad de uso para los operarios y personas usuarias mediante la instalación de medios de protección colectivos y de señalética, las de las medidas de seguridad para disuadir robos y actos vandálicos mediante el incremento de la altura de los cerramientos perimetrales y la instalación de sistema antirrobo, la ejecución de ciertas reparaciones y tareas de mantenimiento, y la realización de otras actuaciones como son la instalación de una techumbre metálica para proteger algunos residuos de la lluvia y el montaje de un depósito enterrado para la acumulación temporal de las aguas sucias procedentes de aseos y de la limpieza de los boxes de animales, entre otras. Las instalaciones del Punto Limpio de Ingenio están ubicadas en la zona conocida como Lomo Castil (Malfú Alto) y abarcan una superficie total de 1930 m2, que se dividen en dos partes, una dedicada a la gestión de residuos y la otra para la perrera municipal (CETA). La concejala de Salud Pública y Bienestar Animal, Minerva Artiles, destaca la importancia de estas obras “necesarias, tanto para la seguridad del personal municipal y voluntariado que trabaja en ellas, como para acabar con los actos vandálicos y robos que padecemos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *