El Documental del Mes cuestiona la vulnerabilidad de los cementerios nucleares durante los próximos 100.000 años

El Documental del Mes cuestiona la vulnerabilidad de los cementerios nucleares durante los próximos 100.000 años
  • Filmoteca Canaria proyecta ‘Into Eternity’ en Gran Canaria, Tenerife, La Palma y El Hierro

Filmoteca Canaria prosigue con su ciclo mensual ‘El documental del mes’, una propuesta para acercar películas laureadas de este género a la ciudadanía canaria, en esta ocasión a través de la proyección de ‘Into Eternity,’ de Michael Madsen. El filme muestra la continua, y discreta, construcción de un cementerio nuclear en Finlandia, en el que se almacenarán residuos radiactivos hasta que dejen de ser nocivos para la vida, es decir, dentro de unos 100.000 años. La película pone en cuestión si, como especie, seremos capaces de advertir a los futuros moradores de la zona sobre los peligros que pueden encontrase si se aproximan a los túneles donde se almacenan los desechos.

Las proyecciones serán mañana, martes 20 de julio en el Teatro Guiniguada, en Gran Canaria; y el jueves 22 en el Espacio La Granja, en Tenerife; ambas sesiones a las 19:00 horas. A La Palma llegará el viernes 30 en los Multicines Millenium, a las 20:00 horas y, por último, se proyectará en El Hierro el sábado 31 en el Centro Cultural Ana Barrera Castañas a las 20:00 horas.

Cada día, en todo el mundo, grandes cantidades de residuos de alto nivel radiactivo generados por las centrales nucleares se depositan en almacenes provisionales, los cuales son vulnerables a catástrofes naturales o a desastres provocados por el hombre. ‘Into eternity’ se sumerge en las instalaciones de Onkalo, uno de esos centros. Los expertos que lo regentan defienden que la función del lugar es la de ‘no ser hallado’, sin embargo, en los 100,000 en los que permanezca su actividad radioactiva, el escenario podría ser muy distinto al actual.

Del mismo modo que en la actualidad observamos el pasado lleno de incógnitas y huecos en blanco, el documental pone sobre la mesa si, como especie, seremos capaces de hallar alguna manera de avisar a los futuros habitantes de la zona sobre sus peligros sin que esta perezca en el tiempo. Y, de ser así, aquellas formas de vida que se encuentren sobre la zona dentro de 100,000 años ¿Serán capaces de interpretar el mensaje? 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *