El municipio de Agüimes reduce el tipo de gravamen del IBI al mínimo legal permitido

El municipio de Agüimes reduce el tipo de gravamen del IBI al mínimo legal permitido

La medida, aprobada por unanimidad en el Pleno celebrado este lunes, comenzará a aplicarse en el próximo recibo, correspondiente a 2022

El Pleno del Ayuntamiento de Agüimes aprobó este lunes por unanimidad la propuesta del grupo de gobierno municipal de reducir hasta el mínimo legal permitido el coeficiente del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) aplicable por la administración municipal a los bienes de naturaleza urbana. Así, el artículo 2.1 de la ordenanza fiscal IM.01 reguladora del IBI ha quedado modificado para indicar que a partir de ahora el tipo de gravamen queda fijado en el 0,40%, el mínimo establecido por la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. 

El coeficiente del IBI es el porcentaje que se aplica al valor catastral de una propiedad para calcular el Impuesto de Bienes Inmuebles, la antigua contribución urbana, que constituye una de las principales fuentes de financiación de los ayuntamientos para la prestación de los servicios y competencias que tienen asignados.

El Gobierno central establece la horquilla en la que este porcentaje puede moverse, entre el 0,4 y el 1,3%, mientras que a cada ayuntamiento le corresponde la elección del coeficiente concreto, siempre dentro de esa horquilla. La reducción aprobada este lunes por el Ayuntamiento de Agüimes comenzará a aplicarse en el recibo del IBI del próximo año. Se trata de un compromiso del Grupo de Gobierno, encabezado por el alcalde, Óscar Hernández, al que se llega de forma progresiva, tras las sucesivas rebajas realizadas en los ejercicios anteriores, que han supuesto un decremento de la recaudación municipal de unos 340.000 euros en los dos últimos años. 

Con esta última rebaja, Agüimes ha conseguido reducir el tipo de gravamen del IBI en 16 puntos en un periodo de 8 años, pasando del 0,56% de 2014 al 0,40% de 2022. Un descenso más que notable que tiene un impacto favorable para los contribuyentes y que será de ayuda a las familias y las empresas ante la merma de ingresos generalizada que se ha producido como consecuencia del impacto económico de la pandemia. 

El Pleno también aprobó la modificación de la ordenanza fiscal IM.04 que regula el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), con el fin de facilitar los trámites para acogerse a la bonificación del 50% cuando se trate de proyectos generadores de empleo que puedan ser declarados de especial interés o utilidad municipal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies