El pleno de Santa Lucía de Tirajana aprueba el presupuesto de casi 68 millones de euros para el año 2023

COMPARTIR

 

 El pleno del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana celebrado la mañana de este jueves en las Casas Consistoriales aprobó el presupuesto municipal para el año 2023 de casi 68 millones de euros. Las cuentas fueron respaldadas con los votos de los concejales y concejalas de los partidos que forman el grupo de Gobierno, Nueva Canarias, Fortaleza y Partido Popular, excepto el edil del PP,  Marcos Rufo, que votó en contra. En la misma sesión también se aprobó declaración institucional con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, y  salió adelante una moción de apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular a a favor de la regularización de personas migrantes en el Estado español y otra moción en la que se pide que se retrase hasta el año 2026 la aplicación de un nuevo impuesto a los ayuntamientos por el depósito de basuras en el vertedero.

El concejal de Hacienda, Roberto Ramírez, fue el encargado de defender las cuentas públicas para el próximo ejercicio.  El edil destacó que son los presupuestos más elevados de la historia. En el capítulo 1 se recogen la subida salarial a los empleados público. En el capítulo 2 “se produce un incremento respecto al año anterior para mantener la calidad de los servicios que se prestan como la limpieza viaria, el mantenimiento de las vías,  de los parques públicos, de las instalaciones deportivas y culturales”. El concejal precisó que en el capitulo 4 de transferencias  se mantienen los importes a a diversos colectivos  y entidades sociales,   a los gastos sociales se añade una nueva partida de 200.000 . Los portavoces de Agrupación de Vecinos,  del PSOE y de Podemos justificaron su rechazo a las cuentas municipales porque consideran que están llenas de errores y que no priorizan las necesidades de la ciudadanía del municipio.

División del voto del PP

La sorpresa del pleno la protagonizó el concejal del PP, Marcos Rufo, cuando señaló que “voy a votar en contra porque estos presupuestos  se han hecho de forma unilateral, sin contar con el Partido Popular, y también expreso mi voto en contra porque se ha tomado también de forma unilateral  por parte del grupo de gobierno decisiones como la famosa transferencia para unas jornadas (en alusión al Congreso de Habilitados Nacionales celebrado la semana pasada en Maspalomas) que, como bien saben ustedes,  por esos hechos somos ahora mismo  el hazmerreír en España”.  El otro edil del PP y presidente del partido en Santa Lucía de Tirajana, Sergio Vega, apoyo los presupuestos y criticó que “estar en el grupo de gobierno y votar en contra es algo desleal con el gobierno y con los vecinos de Santa Lucía”. Vega señaló que “usar los presupuestos municipales para hacer política, para poner por delante los intereses partidistas o beneficiar a otras formaciones políticas no es de recibo y ni siquiera creo que sea ético”. Sergio Vega concluyó que “el  PP que cumple su palabra, el PP que asumió dar estabilidad al municipio, el PP que acude al Ayuntamiento a trabajar todos los días, ese Partido Popular va a votar a  favor de los presupuestos”. 

El alcalde, Francisco García, defendió que  los presupuestos de 2023  significan “avance, protección social a la ciudadanía e inversión en nuestro municipio, y son presupuestos que van a mejorar la vida de la gente”. El primer edil añadió que “desgraciadamente hay quienes votan en contra a pesar de que son unos presupuestos que facilitan la vida de la gente,   es una pena que haya quienes no apoyan estos presupuestos simplemente por una cuestión electoral, por rascar unos cuantos votos o peor incluso quienes votan en contra estando de acuerdo por imposiciones exteriores”.

En la misma sesión plenaria también se aprobó declaración institucional con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género,  todos los partidos se pusieron de acuerdo para “ratificar el compromiso firme del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana contra la violencia de género, y en defensa de los derechos de las mujeres y la erradicación de cualquier tipo de violencia machista”. La moción también defiende, entre otras cosas, “ejecutar y dar cumplimiento a las medidas que forman parte del Pacto de Estado contra la Violencia de Género”. El Grupo Mixto Podemos presentó  una moción de apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular  promovida por el movimiento social “Regularización Ya” a favor de las personas migrantes, la moción fue aprobada con el apoyo de Nueva Canarias, La Fortaleza  y Podemos.

En el apartado de ruegos y preguntas el portavoz de Podemos, Domingo Bolaños y el portavoz del PSOE, Julio Ojeda, coincidieron en pedir explicaciones por los gastos del  I Congreso de Administración Local y Funcionarios con Habilitación de Carácter Nacional celebrado del 16 al 19 de noviembre en Maspalomas. Podemos manifestó que “el gasto de 500.000 euros en un congreso con tanto lujos, champán y fiestas con artistas privados recuerdan a la Marbella de Jesús Gil”. En la misma línea el PSOE criticó que se haya destinado presupuesto de la Televisión Digital Terrestre para ese congreso, mientras no se mejoran las condiciones en las que trabajan en los medios de comunicación públicos. El alcalde, Francisco García, respondió que “el congreso tuvo unos ponentes de gran nivel, miembros  del Tribunal de Cuentas, del Ministerio de Hacienda y de otras instituciones, se usó la TDT para su financiación porque es el único órgano en el que coinciden los ayuntamientos de San Bartolomé y de Santa Lucía de Tirajana”. A las preguntas de la oposición sobre el coste para el consistorio, Francisco García señaló que “el Ayuntamiento de Santa Lucía aportó 100.000 euros y el de San Bartolomé de Tirajana 400.000 euros”.  El primer edil dejó claro que “mantengo mi postura con que no estoy de acuerdo con el resto de acontecimientos que se desarrollaron en este congreso, pero sí considero que los objetivos de la formación del personal público ante los nuevos retos de la formación se veían necesarios”.  

El alcalde, Francisco García
Salir de la versión móvil