EL PP considera un “escándalo” el nuevo pago de 3,2 millones de euros del Ayuntamiento al Estado por intereses de demora en la compra del Fyffes

EL PP considera un “escándalo” el nuevo pago de 3,2 millones de euros del Ayuntamiento al Estado por intereses de demora en la compra del Fyffes

 El concejal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Ángel Sabroso, ha calificado de “escándalo” el nuevo pago de 3,2 millones de euros de las arcas municipales al Estado en concepto de intereses de demora por la compra del Edificio Fyffes, lo que eleva la cantidad total que la ciudad ha pagado en menos de un año “y de golpe” a los 12,5 millones de euros, explica el edil del PP.

Sabroso recuerda que hace menos de un año el Ayuntamiento capitalino le dio al Estado a coste cero el inmueble del colegio León, en el barrio de El Lasso, para que lo convirtiera en un centro de retención de inmigrantes, mientras que unos días después el Estado le cobraba a la ciudad por un edificio/almacén que ha tenido durante décadas abandonado y sin uso.

“Es evidente que mientras el PSOE en Madrid llena de barracones y tiendas de campaña nuestra ciudad para retener a inmigrantes, el PSOE en Las Palmas de Gran Canaria le paga 12,5 millones euros por un edificio que ya era de todos nosotros”, agrega Sabroso, quien recuerda que el último inmueble propiedad del Estado que pasó a manos de la ciudad fue la antigua “casa del mapa”, en el Parque Santa Catalina.

“Esa transferencia sirvió para convertirla en el mayor punto de información turístico de la ciudad y la sede de la concejalía de Turismo, todo con coste cero para la ciudad gobernando el Partido Popular en el Estado y en el Ayuntamiento. Es cuestión de diferencias”, enfatiza el edil del PP.

El PP capitalino recuerda que otro ejemplo muy paradigmático lo tenemos en la adquisición del cuartel de Manuel Lois o en el Castillo de San Francisco, inmuebles estatales que también pasaron a manos de la ciudad durante gobiernos del Partido Popular en ambas administraciones por un precio simbólico. “Todo muy diferente cuando gobierna el PSOE que dispara pólvora ajena con el dinero público. Tener un alcalde que prefiere quedar bien ante la ejecutiva de su partido que defender los intereses de la ciudad es un auténtico drama para todos los vecinos”, enfatiza.

Sabroso lamenta que “no contentos con los 9,3 millones de euros que la ciudad pagó en enero pasado por el Edificio Fyffes, ahora el Estado reclama hasta intereses de demora y hay que pagar otros 3,2 millones de euros. La ‘fiestita’ de la no-gestión de este gobierno local PSOE-Podemos-NC nos cuesta un total de 12,5 millones de euros, pagados además al tun-tún, de golpe, sin establecer tan siquiera un plan de pago alargado”, añade el edil popular.

Al mismo tiempo que se hace público el informe de pobreza en Canarias del pasado año 2020 (el 36,3% de la población en riesgo de pobreza o exclusión social), en el que justo es en Las Palmas de Gran Canaria donde se concentran las mayores bolsas de pobreza de todo el archipiélago, realizar este pago al contado por un edificio que ya era de todos los ciudadanos es un escándalo.

“El Estado ha tenido el Fyffes abandonado décadas, en mal estado, sin uso alguno, y ahora la Administración Central hace caja con el presupuesto municipal mientras el PSOE aplaude con las orejas. De este alcalde no extraña, pues ya cuando el Gobierno central intentó quedarse con los remanentes de todos los Ayuntamientos de España, el único alcalde de capital de provincia que afirmó que los entregaría fue precisamente Hidalgo y el de las luces de Navidad de Vigo”, concluye el portavoz adjunto del PP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies