Fernando Wangüemert asume la presidencia de la Fundación Canaria Umiaya para la Muerte Súbita

Fernando Wangüemert asume la presidencia de la Fundación Canaria Umiaya para la Muerte Súbita

El cardiólogo especialista en arritmias sustituye en el cargo a Carmelo Pérez Rodríguez

El cardiólogo grancanario especialista en arritmias Fernando Wangüemert Pérez viene ejerciendo desde el pasado 18 de octubre como nuevo presidente de la Fundación Canaria Umiaya para la Atención de la Muerte Súbita.

Wangüemert (Las Palmas de Gran Canaria, 1966), casado y padre de tres hijos, sustituye en la presidencia de la Fundación Umiaya al que fuera investigador, teólogo, profesor y cronista oficial del municipio de San Bartolomé de Tirajana, Carmelo Pérez Rodríguez, fallecido el 12 de septiembre de 2020.

Ratificado por la unanimidad del Patronato de la Fundación, el equipo directivo que apoya la labor de Fernando Wangüemert lo componen Alexis Ojeda Pérez (vicepresidente), Francisca Macías Romano (secretaria), Tenesoya Vidina Lorenzo Pérez (tesorera) y María del Carmen Zerpa Pérez, Raúl Macías Sánchez,  Kiara Morales Álvarez e Iris Pérez Macías como vocales.

En su elección, el nuevo presidente de la Fundación Umiaya comunicó a los miembros del Patronato que el desempeño de su cargo, “en principio por un año”, necesitará del compromiso e implicación de todos, “porque será un trabajo duro que requerirá responsabilidad y constancia”.

En dicha sesión, Wangüemert comunicó a los patronos de la Fundación que su agenda tiene como prioritario solicitar al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana un reconocimiento institucional público para su antecesor Carmelo Pérez Rodríguez.

El nuevo presidente de la Fundación Umiaya sostiene que, además de ser nombrado Hijo Predilecto, “por su preclaro humanismo, su intachable integridad ética y su infatigable y denodada entrega personal por el bienestar social, sanitario y cultural de todo el municipio, Carmelo Pérez Rodríguez se merece sin ningún tipo de dudas el nombramiento de una calle en el barrio de El Tablero, que contribuya al recuerdo histórico de todos los vecinos”.

Wangüemert, Doctor en medicina y cirugía por la Universidad de La Laguna y especialista en cardiología desde 1996, formó parte de los equipos de cardiología de los hospitales Nuestra Señora del Pino y Doctor Negrín entre 1997 y 2002, y actuó como responsable del servicio de cardiología de la Clínica San Roque de 2002 hasta 2010. Desde entonces viene ejerciendo como director médico del Centro Cardiológico Cardiavant en la capital grancanaria.

Hasta ahora Fernando Wangüemert venía ostentando la presidencia honorífica de la Fundación Canaria Umiaya junto a los hermanos Josep y Ramón Brugada Tarradellas, reconocidos cardiólogos e investigadores genetistas de trayectoria internacional. Los tres doctores fueron nombrados Hijos Adoptivos del municipio de San Bartolomé de Tirajana en octubre de 2011 por su contribución a la investigación sobre la muerte súbita de numerosos vecinos de dentro y fuera de este municipio debido a la taquicardia ventricular polimórfica catecolaminérgica (TVPC), iniciada y alentada desde 1997 precisamente por Carmelo Pérez Rodríguez.

Objetivo: salvar vidas

Esta investigación sobre la taquicardia ventricular catecolaminérgica como causa de muerte súbita familiar en la Isla de Gran Canaria le mereció a Fernando Wangüemert Pérez un reconocimiento del Colegio Oficial de Médicos de Las Palmas de Gran Canaria en el 2008, y que desde ese mismo año y hasta la actualidad forme parte de la comisión técnica encargada del seguimiento clínico del programa de diagnóstico precoz de esta cardiopatía familiar con alto riesgo de muerte súbita en la Comunidad Autónoma de Canarias. Desde 2017 es el médico responsable en el Hospital La Paloma  del protocolo del Servicio Canario de Salud para el seguimiento y tratamiento de pacientes con taquicardia ventricular polimórfica catecolaminérgica.

En el marco de esa ardua investigación destinada a salvar vidas, los equipos médicos de cardiología han atendido y genotipado desde el año 2007 hasta ahora a más de 1.500 personas, de las que en la actualidad unas 214 son portadores del gen causante de la taquicardia ventricular provocadora de muerte súbita. Unas 41 personas de esos portadores del TVPC son menores de 25 años.

Precisamente por eso, entre las acciones que el nuevo presidente de la Fundación Canaria Umiaya para la Atención de la Muerte Súbita le ha propuesto a su junta directiva destaca una reunión inminente con el Servicio Canario de Salud y a su vez con la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, en relación con el cumplimiento del convenio firmado por ésta para la inspección y el mantenimiento de los equipos de desfibriladores semiautomáticos instalados por la Fundación en los centros educativos de la Isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies