Francis Candil y David Suárez se reúnen con los vecinos de Tenoya, en pie de guerra por el retorno de las obras del biodigestor

Francis Candil y David Suárez se reúnen con los vecinos de Tenoya, en pie de guerra por el retorno de las obras del biodigestor

● Los vecinos denuncian que hay un grupo de trabajadores realizando obras dentro de las  instalaciones de la planta, que estaba paralizada desde 2018

● El portavoz del Grupo Municipal CC-UxGC apela al Ayuntamiento a que devuelva la tranquilidad al pueblo, que lleva años reivindicando el desmantelamiento de la obra y pide al Tripartito  que “no se quede de brazos cruzados, como ya hizo hace años hasta que la movilización de los vecinos consiguió paralizar el proyecto”

El Grupo Municipal Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha mantenido una reunión con los vecinos de Tenoya, quienes han mostrado su preocupación por el retorno de las obras del biodigestor ubicado en la finca La Montañeta, en la antigua carretera a Casa Ayala.

Se trata de una obra que el propio Gobierno de Canarias paralizó en el año 2018, tras denegar la autorización de la instalación de la planta de tratamiento de lodos y residuos, y rechazar la evaluación de impacto medioambiental.

Los vecinos llevan años exigiendo el desmantelamiento de la obra y pidiendo al Ayuntamiento que devuelvan el estanque a su estado original, o de lo contrario, que cedan esas instalaciones para el pueblo. Sin embargo, ahora denuncian que los trabajos para finalizar con el proyecto se han retomado y en estos momentos hay un grupo de trabajadores realizando obras dentro del biodigestor.

El portavoz de CC-UxGC, Francis Candil, afirmó: “Entendemos la gravísima preocupación que tienen los vecinos al ver los primeros movimientos por parte de la empresa responsable  de esa instalación”, y pidió al Ayuntamiento que ponga todos los medios necesarios en aras de concretar definitivamente el desmantelamiento del biodigestor y devolver así la tranquilidad a los vecinos, cediéndoles el espacio para uso social del pueblo.

Con todo, aseguró que el Consistorio cometió un grave error al permitir o autorizar las obras en sus inicios, en el año 2013, “porque además, el biodigestor está situado a escasos metros de las viviendas, lo que supone un plus de peligrosidad, y a todas luces no es el lugar más adecuado para ubicar una instalación de este tipo”. Pero además, el edil recordó que el proyecto cuenta con  las distintas resoluciones tanto del Gobierno de Canarias, como del Cabildo insular y del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para paralizar la obra, y afirmó: “El Consistorio capitalino debe actuar de manera inmediata para garantizar a los vecinos que este tipo de instalaciones estarán siempre ubicadas en lugares que no generen peligro para la población. Los informes técnicos de Salud Pública ya advertían de que la finca La Montañeta no era el lugar ideal para construir este biodigestor por el peligro que pueden generar los gases que se generan dentro de estas instalaciones, que están situadas a dos metros de las viviendas. Además, carece de toda lógica situar una instalación de este tipo en un lugar de calles estrechas por donde tienen que transitar vehículos de alto tonelaje para depositar lodos y aguas residuales para ser tratadas”.

Con todo, Francis Candil lamentó que el Ayuntamiento esté de espaldas a la situación que viven los vecinos del pueblo de Tenoya y aseveró: “Confiamos en que no se quede de brazos cruzados, como ya hizo hace años hasta que la movilización de los vecinos consiguió paralizar la obra”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies