Gáldar reconoce el compromiso social de sus hijos ilustres

Gáldar reconoce el compromiso social de sus hijos ilustres

El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, hizo entrega  este sábado  de los títulos de Hijos Predilectos y Adoptivos, Medallas de Oro y de Plata de esta Ciudad, en el marco de las Fiestas Mayores de Santiago y en el interior del Templo de Santiago donde los homenajeados recibieron sus distinciones y el reconocimiento de toda la ciudad hacia quienes han hecho y hacen de su existencia, un símbolo de compromiso, solidaridad y amor a esta tierra.

El alcalde les agradeció a todos  su compromiso y generosidad, para que esta Gáldar atesore hoy, los valores que esta Corporación Municipal anhela difundir y divulgar, como el de la solidaridad desinteresada para con los demás; el del esfuerzo por hacer de este municipio un gran foco en el que revaloricemos nuestra cultura y nuestras tradiciones, la superación personal , como estímulo para los más jóvenes.

El acto que fue organizado por el área de Relaciones Institucionales  que dirige Tine Martín, comenzó con la actuación musical del cuarteto de cuerda Contasimple que ofreció varias piezas musicales acompañados de la soprano Mayte Robayna. Martín dio la bienvenida a todos los distinguidos y a sus familias felicitándoles por su ejemplar trabajo y por su encomiable labor en defensa de los más destacados principios y valores humanos. Tras su presentación, comenzaron la presentación de los homenajeados de este 2021 que recibieron sus galardones de manos del alcalde.

Fueron elegidos Hijos Predilectos, el doctor AntonioJunto a ella, serán reconocidos como Hijos Predilectos de la ciudad, el doctor en Medicina y profesor de la ULPGC, el Premio Canarias Antonio Ramos Gordillo; el cura párroco de la Iglesia de Santiago, Manuel Reyes Brito, y el presidente de la asociación vecinal Amagro de Barrial, José María Rodríguez Quintana.

Como Hijos Adoptivos, recibieron esta distinción, el que fue concejal del Ayuntamiento galdense, conserje del IES Saulo Torón y actual presidente del club del Mayor de Gáldar, Domingo Díaz Cordero; la presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias, quien fuera presidenta de la Asociación Fomento Gáldar y representante de los pequeños y medianos empresarios, Rita Ramos Godoy; así como la propulsora del hermanamiento con la ciudad hermana de Matera, la italiana Antonella Guido; todos ellos galdenses de corazón.

En el apartado de Medallas de Oro de la Ciudad, recibieron este galardón Rafael Díaz Tacoronte (Fale) un hombre vinculado a Barrial desde diferentes ámbitos; Teresa Aguiar Guerra, hija de don Juan Aguiar que creó puestos de trabajo en el cultivo de plátanos y tomates en la zona de Sardina, donde ella ha estado vinculada al movimiento apostolado y a la solidaridad, cercana a las personas más necesitadas; Miguel Montesdeoca Sosa, médico estomatólogo con una labor muy destacada en este ámbito; y Pascual Ruiz Quesada, quien fuera juez de paz y director de la Compañía Teatral Gáldar, colaborador de la parroquia de La Montaña, y el Grupo Folclórico Los Cebolleros conmemorando el cincuenta aniversario de una de las agrupaciones musicales más señeras, no solo en el municipio sino en todo el archipiélago

Recibieron las Medallas de Plata de la Ciudad, Ana del Rosario Bolaños, muy ligada a la gran labor social de la parroquia de La Montaña; Rosa Santiago Castellano, representante del movimiento vecinal de Barrial, comprometida con sus vecinos; Santiago Benítez Álamo, que ha desarrollado una gran labor en Cáritas siempre desde la humildad y la sencillez y el empresario galdense Eladio Espino Flores, conocido en toda Gran Canaria en el sector del transporte.

En nombre de los homenajeados habló Antonio Ramos Gordillo con un emotivo discurso : “todos los que estamos aquí, sabemos la responsabilidad que asumimos con la distinción que recibimos, pero también sabemos lo que para cada uno de nosotros significa este momento, por eso, cuando intento hacer lectura de todo lo transcurrido, a muchos se lo suelo decir, ya que mi sueño fue ser luchador, de esos que luchan en los terrenos, y aunque no se plasmó del todo, no es motivo para dejar de creer que en el fondo esto es lo que ayuda a vivir. Creer siempre en la lucha, en la de los terreros de la vida, en la de mejorar junto a los que nos rodean, en la del compromiso social..”. Y así quiso dedicar su particular reconocimiento a sus padres , que le enseñaron el buen camino, doña Luciíta y don Antonio, sus maestros.

Cerró el acto el alcalde para dedicarles a cada uno su reconocimiento personal y su entrega y me gusta hacerlo en vida, para mostrarles el orgullo hacia quienes han recorrido sus vida con un fuerte compromiso personal y social, de entrega y dedicación plena hacia una Gáldar que merece ser querida cada día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *