La Orquesta Comunitaria de Gran Canaria estrena el concierto ‘Un punto azul’ en el Auditorio Alfredo Kraus

La Orquesta Comunitaria de Gran Canaria estrena el concierto ‘Un punto azul’ en el Auditorio Alfredo Kraus

●       La recaudación del concierto irá destinada a los refugiados de Ucrania, a través de ACNUR

La Orquesta Comunitaria de Gran Canaria (OCGC) presenta el domingo 3 de julio a las 12.00 horas, en el Auditorio Alfredo Kraus, el concierto benéfico Un punto azul, cuya recaudación irá destinada a ACNUR, Emergencia en Ucrania (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), bajo la dirección de David Crespo López y con la participación de los solistas Sebastián Angulo Hernández (clarinete) y Alejandro Jesús Rodríguez Rubio (órgano). El concierto forma parte del programa ‘Cultura en Acción’ del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

“Mira ese punto. Eso es aquí” fueron las palabras del astrónomo y divulgador Carl Sagan ante la imagen captada por la sonda Voyager en 1990, que mostraba la Tierra como un punto de luz casi imperceptible suspendido en un rayo del Sol, a 6.000 millones de kilómetros de distancia, son la inspiración de este espectáculo. Esas palabras ponen de manifiesto la necesidad de la música como lenguaje de unión, la necesidad de la Música por la Humanidad. La música es un lenguaje universal cuya naturaleza es cordial, no entiende de fronteras y es capaz de derribar muros y construir lazos.

Guacimara Medina, consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria “solo tengo palabras de agradecimiento, porque la Orquesta Comunitaria de Gran Canaria hace una labor fundamental, llega al público de manera sutil, poniendo de relieve el poder y la magia de la música”.

David Crespo López, director de la Orquesta Comunitaria de Gran Canaria, “Un punto azul es un sentimiento muy importante para nosotros, no hay que quedarse en la desgracia, sino en la actitud de cambiar aquellas cosas que no funcionan, los seres humanos son capaces de hacer las mayores atrocidades pero también son capaces de grandes maravillas, entre ellas, la música, que es un punto de concordia entre los seres humanos”.

Octavio Suárez, compositor de la obra, destacó “esta obra es un abrazo a la humanidad y por la humanidad. Una partitura en tres movimientos que irrumpe con el himno de Ucrania, como homenaje a todas las personas. En el momento que lo escribimos no se nos pasó por la cabeza que hoy, que estamos presentando este concierto, estaría aún viva la guerra”.

Tilman Kuttenkeuler, director general de la Fundación Auditorio y Teatro, señaló que recibe con alegría este concierto por su fondo humano y solidario “en beneficio de ACNUR, siendo el eje principal del concierto la situación en Europa, tras ser asolada Ucrania por Rusia. Un acontecimiento que ha provocado un dolor enorme en todo el continente. Aunque el fondo es un mensaje triste, admiro la manera que tiene la música y, en este caso, la Orquesta Comunitaria de Gran Canaria, de transmitir cada sentimiento y este concierto es una prueba de ello”.

Programa

El programa de Un punto azul tiene una doble vertiente. Una más introspectiva y otra llena de vitalidad y alegría. Comienza su viaje con una breve pieza para clarinete solo, de Igor Stravinsky. A continuación es el turno de la música de Arvo Pärt que mediante su “Cantus in memoriam Benjamin Britten”, nos recuerda que todos venimos del silencio y volvemos al silencio; nos recuerda que antes de nacer y después de morir estamos en silencio con respecto a este mundo.

Esta imponente obra, escrita para orquesta de cuerdas y campana, sirve de preámbulo de “Mira ese punto. Eso es aquí”, obra de estreno del compositor grancanario Octavio Suárez. Está dividida en tres movimientos y nace a raíz de un encargo de la Orquesta Comunitaria con la que se pretende reflejar la autodestrucción del ser humano. Fue compuesta durante la invasión de Rusia a Ucrania. El primer movimiento transmite el empeño de la autodestrucción a la vez que se contrapone un canto a la paz. El segundo movimiento plasma el lamento y arrepentimiento del ser humano mientras que el tercer movimiento muestra la esperanza de que la humanidad consiga una convivencia plena.

Lauriers, de Camille Saint-Saëns, es todo un despliegue de triunfalismo. Escrita para celebrar la victoria aliada en la Primera Guerra Mundial, las fanfarrias de trompetas dan paso a un poderoso discurso del órgano solista que domina toda la partitura.

El cierre del concierto está repleto de ritmo y color, con obras de los compositores latinoamericanos Óscar Lorenzo Fernández y José Pablo Moncayo. A ritmo de Batuque y Huapango, la OCGC celebra su primer aniversario sobre los escenarios.

Las entradas ya  están a la venta y se pueden adquirir en la página web del www.auditorioalfredokraus.es, así como en las taquillas del Auditorio Alfredo Kraus de 16:00 a 21:00 horas y del Teatro Pérez Galdós, de 10:00 a 13:00 horas, de lunes a viernes.

Puedes colaborar con ACNUR, Emergencia en Ucrania, en la Fila 0: https://auditorioalfredokraus.es/evento/orquesta-comunitaria-de-gran-canaria-ocgc-fila-0/1907

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies