La pandemia de la COVID-19 provoca la cancelación del campeonato del mundo de windsurf de Gran Canaria

La pandemia de la COVID-19 provoca la cancelación del campeonato del mundo de windsurf de Gran Canaria

·      Del 9 al 17 de julio, eran las fechas previstas para la celebración del Gran Canaria Wind&Waves Festival 2021

·      La complejidad de la logística necesaria para implementar los protocolos sanitarios y garantizar la seguridad de los corredores, trabajadores y público, durante los 9 días del evento, ha sido determinante

·      Los continuos cambios en las restricciones para viajar a España han generado un clima de incertidumbre que no garantiza la participación de los mejores atletas internacionales del circuito profesional de windsurf

·      Las obras de rehabilitación que se están llevando a cabo actualmente en las gradas y la playa de El Arenal, en Pozo Izquierdo, no habrán concluido en julio

La pandemia de la COVID-19, las dudas que actualmente influyen en la planificación de viajes internacionales y las restricciones sanitarias que continúan afectando a la celebración de eventos deportivos con una duración tan prolongada, del 9 al 17 de julio, han provocado la cancelación del campeonato del mundo de windsurf de Gran Canaria de la Professional Windsurfers Association (PWA), por segundo año consecutivo.

Los protocolos higiénicos y sanitarios necesarios para asegurar la seguridad de los deportistas, jueces del circuito profesional, trabajadores y aficionados al windsurf, durante los nueve días del evento, así como la compleja logística que requiere la correcta implementación de los mismos, han sido elementos básicos para el Club Deportivo Morenotwins a la hora de tomar la difícil decisión de no organizar el Gran Canaria Wind&Waves Festival.

Para garantizar que el campeonato sea ‘Libre de COVID-19’ se deberían realizar test PCRs a toda la flota, incluyendo los corredores juniors, cada 72 horas o crear una burbuja hermética, limitando el movimiento y el contacto con cualquier persona que no esté participando de alguna u otra manera en el evento. Ambas opciones requieren un alto coste económico, así como unas infraestructuras, habilitadas específicamente para el desarrollo de esta actividad deportiva, que son inviables con el actual presupuesto y completamente imposibles de coordinar en un espacio abierto y público como la playa de El Arenal en Pozo Izquierdo

Un campeonato mundial con los mejores atletas

Los continuos cambios en las restricciones para viajar a España han generado un clima de incertidumbre que no garantiza la participación de los mejores atletas extranjeros, en la que hubiese sido la 33ª edición de la Copa del Mundo de Gran Canaria de windsurf en la modalidad de olas.

Australia, Estados Unidos (Hawaii), Japón y muchos países del continente europeo, incluyen a España en su listado de destinos a los que no se recomienda viajar, mientras que la llegada de pasajeros desde Brasil está restringida, por parte de España, desde el pasado mes de febrero. Esta tortuosa realidad ha impactado directamente en el flujo de vuelos que conectan al mundo, por lo que cada vez es más complejo y caro llegar a Gran Canaria desde puntos tan lejanos.

Muchos de los mejores riders de la PWA provienen de países con los que no existe una conectividad aérea estable con las Islas Canarias y además deben hacer frente a la inestabilidad provocada por las nuevas cepas del virus, como la india.

La regulación de los protocolos sanitarios, que obliga a presentar pruebas negativas antes de subir al avión o realizar cuarentenas al regreso de su lugar de procedencia, viven en una continua montaña rusa movida por la aparición de mutaciones de la enfermedad. A diario, comprobamos como se anuncian nuevos cierres de fronteras, sin previo aviso, lo que incrementa el grado de incertidumbre entre los atletas del circuito profesional a la hora de planificar sus viajes.  

Rehabilitación de la playa de El Arenal

Otro de los factores que ha influido en el proceso de valoración, realizado por el Club Deportivo Morenotwins, ha sido el plan de mejora y modernización de las gradas que se está llevando a cabo en la playa de El Arenal, en Pozo Izquierdo. El escenario en el que habitualmente se celebra el campeonato es uno de los puntos clave en la rehabilitación del litoral de Santa Lucía, cerrando el paso a la zona de público y limitando el acceso al mar.

Las obras comenzaron el pasado mes de abril y está previsto que se prolonguen hasta octubre, por lo que la hipotética celebración del Gran Canaria Wind&Waves Festival coincidiría de lleno con la fase intermedia del proyecto.  

La organización del campeonato mundial de windsurf agradece el apoyo recibido por parte del Cabildo de Gran Canaria, a través del Patronato de Turismo de Gran Canaria y el Instituto Insular de Deportes de Gran Canaria, el Gobierno de Canarias, con Promotur Turismo de Canarias al frente y el Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana y las marcas comerciales que tradicionalmente han colaborado con el evento, como el Grupo Anfi, Volkswagen Comerciales, Sonocom Audiovisuales, Meeting Point Hotels y Coca-Cola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *