Las lavanderas de Santa Lucía de Tirajana, el duro oficio buscando el agua de las acequias

COMPARTIR

El oficio de lavanderas fue un oficio duro, así lo recuerdan las mujeres santaluceñas que lo ejercieron. Mercedes Rodríguez recuerda que “íbamos lejos porque con el agua dulce la ropa quedaba mejor, lavábamos también la ropa de los varones, luego la planchábamos, los lunes mis hermanos salían con la ropa como pinceles”. En la costa de Pozo Izquierdo   Mari Carmen Domínguez cogía “las lajas de la orilla de la playa y las poníamos sobre la acequia para colocar la ropa encima”. Así lo cuentan esas mujeres lavanderas en el documental “Mujeres del ayer: mujeres lavanderas de Santa Lucía de Tirajana”, producido por Este Canal Televisión.


Josefa Arbelo Arbelo, Rosario Guedes, Marisa Ordóñez Sánchez, Mercedes Rodríguez Viera, Mari Carmen Domínguez Cruz, Eoristela Santana Ojeda y Angela Jorge Léon fueron las protagonistas la noche de este jueves del Acto Institucional con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural organizado por las concejalías de Igualdad y del Sector Primario del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana. Las lavanderas homenajeadas cuentan los sacrificios que suponía ese trabajo en el documental realizado por Francisco Rodríguez e Inmaculada Guedes que se emitió durante el acto institucional en el centro cultural El Cine en Sardina.

La velada comenzó con la actuación de unas bailarinas mientras Manolo Matos y Borjas Matos interpretaban la canción “Las manos de mi madre” que hizo popular la cantante argentina Mercedes Sosa. Después la presentadora Thania Gil dio paso a las intervenciones de los representantes municipales.

El alcalde Francisco García recordó su infancia “cuando mi madre iba a lavar a la acequia en la capellanía tenía que hacerlo a las 5 de la mañana, para que no le llegara el agua sucia si había alguna señora lavando por encima de donde estaba ella, era un trabajo duro y tenían que madrugar muchísimo”. El primer edil añadió que “hasta los años ochenta del siglo pasado no hubo lavadora en casa, y no era lo mismo criar a una familia entonces que hoy en día”. El primer edil destacó que “el oficio de lavanderas se remonta a siglos atrás, cuando la carestía era la norma general de las casas, muchas mujeres empaquetadoras dedicadas a la zafra cumplimentaban los pocos ingresos lavando en las acequias”.

La concejala de Igualdad, Minerva Pérez, puso en valor “esa entrega, su esfuerzo y constancia, por haber dedicado parte de su tiempo, parte de su vida, a este oficio ligado al agua, porque ser mujer rural supone, además, sacrificio y valentía: hay que atender a la familia, el hogar, la tierra y a los animales”. El concejal de Sector Primario, Francisco Guedes destacó que “en la época de las lavanderas no había agua corriente en las casas, la vida se desarrollaba paralela al correr del agua de las acequias, y se corría la voz de que los dueños de las tierras estaban regando los cultivos y la acequia corría llena de agua fresca, limpia y clara”. 

Las lavanderas homenajeadas recibieron un regalo en recuerdo de este día que finalizó con la actuación del  grupo Bejeque que  representó su espectáculo ‘Origen y tradición’. El programa de actos continúa este sábado con la representación de teatro de calle itinerante que tiene como protagonistas a la mujer rural y a  las lavanderas. La obra empezará en la plaza del a Enredadera, continuará por las calles de Sardina y terminará de representarse en la plaza de San Nicolás de Bari en Sardina.

El teatro de calle volverá a representarse en la plaza de Santa Lucía de Tirajana casco el  sábado 22 de octubre a las 20.30. El último acto con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural organizado por las concejalías de Igualdad y de Sector Primario será en el museo de la Zafra. El 11 de noviembre, en dos sesiones que serán a las 19 y a las 20.30 horas se representará el teatro de calle. Las invitaciones para estas dos representaciones podrán retirarse a partir del 26 de octubre en el Ateneo Municipal.

Salir de la versión móvil