Marichal denuncia que la obras realizadas “sin control municipal” en la ZCA Bellavista están causando pérdidas del 40% a los comercios

COMPARTIR

Los empresarios señalan que a pesar de que los operarios trabajan hasta las 14:00h, la calle es intransitable las 24 horas del día
El candidato a la alcaldía por Coalición Canaria exige a la corporación que inspeccione el trabajo para acabar con “cierres sin preaviso, la incorrecta señalización y el cumplimiento de los plazos de ejecución”

El candidato a la alcaldía de San Bartolomé de Tirajana, Alejandro Marichal, ha recibido las quejas de los comerciantes de la Zona Comercial Abierta de Bellavista quienes denuncian el perjuicio económico que les está ocasionando las obras de soterramiento de los tendidos eléctricos aéreos. Tal y como señalan “los operarios cierran la calle Partera Leonorita para realizar su trabajo, pero cuando se van a las 14:00 dejan la calle vallada y sin acceso a los coches, siendo intransitable las 24 horas del día y perjudicando el acceso a nuestro comercios”. Esta situación “está causándonos pérdidas de hasta el 40%, y será aún peor si esto se prolonga en el tiempo, dado que estamos a las puertas de las compras y celebraciones navideñas”.

Alejandro Marichal señala que cuando la concejalía de Patrimonio Público del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana propuso soterrar el cableado, no previó que sería necesario un control por parte de la corporación para marcar el ritmo de trabajo y concretar los avisos de cierre y apertura de esta calle comercial. De esta manera, “son los propios operarios quienes deciden cuándo y cómo se corta la calle”. Esta misma situación se repite en los diferentes puntos del municipio en donde se está realizando este soterramiento de la red eléctrica, “se cierran las calles sin previo aviso, con mala señalización, e incumpliendo sistemáticamente los plazos de ejecución con el consiguiente perjuicio para los vecinos”, apunta Marichal.

El candidato a la alcaldía por Coalición Canaria exige un “mayor control por parte de la corporación y de los técnicos municipales para que se realicen las obras sin perjudicar a los vecinos y comerciantes del municipio”. Para ello, señala, la empresa debe cumplir con los plazos de ejecución y los técnicos municipales deben ser quienes determinen la señalización de las obras y establezcan los avisos y los horarios del cierre de calles para poder restablecer la circulación una vez concluida la jornada laboral, sobre todo en zonas comerciales.

Salir de la versión móvil