Martin Ardanaz: “Un dron que lleva una cámara no se considera un juguete y hay que cumplir con una normativa para volar al aire libre”

Martin Ardanaz: “Un dron que lleva una cámara no se considera un juguete y hay que cumplir con una normativa para volar al aire libre”

·  El taller de ‘Iniciación al mundo dron’ arranca con más de 20 alumnos, entre los que se encuentran bomberos y miembros de Protección Civil de San Bartolomé de Tirajana

Más de 20 alumnos asisten al taller de ‘Iniciación al mundo dron’ que ha inaugurado, este viernes, el programa de la XXIX Universidad de Verano de Maspalomas, que imparten, hasta el sábado, los pilotos de drones Martín Ardanaz y Jonathan García, en el Centro Cultural de Maspalomas.

Este taller está dirigido a pilotos de drones y a cualquier persona, mayor de 14 años, que tenga interés en aprender el manejo de estos aparatos con mayor seguridad y de acuerdo con la legislación vigente. En la jornada de este sábado, el alumnado, entre los que se encuentran bomberos y miembros de Protección Civil de San Bartolomé de Tirajana, asistirá a una clase práctica con drones.

“En España existe una normativa para los drones cunado se utilizan como juguetes y hay otra para las aeronaves, la misma que los helicópteros. Los drones los pueden manejar niños de siete años, según la normativa de juguetes, pero existe otro tipo de aparatos, para mayores de catorce años, que son los aparatos en los que se especifica: “este producto no es un juguete y no es adecuado para niños menores de catorce años”, explicó Martín Ardanaz.

Cuando el dron tiene una cámara ya no se considera un juguete y debe de estar registrado para poder volar en el exterior, en un campo de fútbol o en una finca particular, cualquier vuelo debe estar autorizado previamente por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

La llegada de los drones ha revolucionado por completo el sector audiovisual, no solo el de grandes productoras, sino también para las pequeñas empresas y los profesionales. “Como director de cine, he rodado con helicópteros que costaban hasta 10.000 euros al día, pero rodar con un dron es cuatro veces más barato y hace planos que los helicópteros no pueden conseguir”, explicó Martin Ardanaz.

La principal ventaja del uso de los drones en las grabaciones audiovisuales es que ofrece una perspectiva totalmente nueva y facilita la realización de tomas a vista de pájaro. En resumen, las ventajas son imágenes de una calidad muy alta, imágenes tomadas desde múltiples perspectivas, filmaciones en interiores y exteriores que generan nuevas emociones en el espectador y reducen los costes y el tiempo para terminar la grabación.

Ambos expertos manifestaron que cada día se están aprovechando las ventajas que ofrecen las grabaciones con drones, además de su utilización en los servicios de emergencias y vigilancia, también se usan para el reparto de correo en zonas rurales e incluso para fumigar e inspeccionar terrenos en campos agrícolas.

La  edición número 29 está organizada por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y el Cabildo de Gran Canaria, en colaboración con la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias. Asimismo, colaboran Rotary International, Real Sociedad Económica de Amigos del País, GLOBAL, Templo Ecuménico Playa del Inglés, Asociación Chrysallis Canarias, AIDER Gran Canaria, Casa Museo Tomás Morales, Clúster Audiovisual de Canarias, Instituto del Cine Canarias, Asociación de Cultura y Patrimonio de Canarias y Fundación Parque Científico Tecnológico y la Asociación de Cultura y Patrimonio de Canarias (CUPACAN) y CANALUZ.

Más información: www.universidadveranomaspalomas.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *