NC afirma que los presupuestos de 2023 certifican el ciclo “más expansivo y social de la historia” de Canarias

COMPARTIR

Campos valora que el gasto social crezca cerca de 2.000 millones en cuatro años sin subir impuestos, bajar la deuda y con rebajas tributarias selectivas     

El portavoz parlamentario de Nueva Canarias (NC), Luis Campos, afirmó hoy que los presupuestos canarios para 2023 certifican el ciclo “más expansivo y social de la historia” de Canarias. Campos valoró que el gasto social haya crecido en unos 2.000 millones de euros en cuatro años, un 31,2%, en un contexto de hechos críticos extraordinarios continuados a lo largo de la X Legislatura, desde la crisis mundial de salud pública a la erupción volcánica de La Palma y el alza continuada de los precios de la energía y las materias primas, agudizada por la invasión de Ucrania. El grupo canarista progresista subrayó que esta apuesta del Gobierno de Canarias haya sido factible sin subir impuestos, con ayudas y rebajas tributarias selectivas para los sectores sociales y económicos más vulnerables, con una notable reducción de la deuda y eficaz gestión en la captación de fondos procedentes del Estado y de la Unión Europea (UE).

El Proyecto de Ley (PL) de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma (PCAC) para 2023 de 10.180 millones de euros, un 11,9% más que los de 2022, que mañana jueves serán presentados en comisión por el vicepresidente y consejero de Presupuestos, Hacienda y Asuntos Europeos, Román Rodríguez; certifican el ciclo presupuestario “más expansivo y social en la historia” de la comunidad canaria, según el portavoz de Nueva Canarias.

Luis Campos valoró que, en la X Legislatura, el gasto social haya crecido cerca de 2.000 millones de euros, un 31,2%, hasta situarse en los 7.478 millones de euros mientras que las inversiones han aumentan en 684 millones de euros en relación a 2019 para alcanzar los 1.764 millones de euros, un 63,3% más en 2023.

Sanidad y Educación suben, tal y como observó, un 26,2% y un 32,7% en relación a 2019, lo que supone un incremento de 787 millones de euros y 573 millones de euros, respectivamente. Campos señaló que la partida sanitaria global en 2023 se eleva a 3.793 millones de euros y la educativa, a 2.326 millones de euros.

El departamento de Derechos Sociales, prosiguió, dispondrá de 669 millones de euros, 207 millones de euros más que en 2019, lo que supone 89 millones de euros más que en el ejercicio vigente. Sin perder de vista, añadió el portavoz de NC, que las políticas de apoyo a los sectores productivos crecen un 133,8% con respecto a 2019 y se sitúan en los 484 millones de euros. Un incremento de 88 millones de euros (un 15,38%) respecto a 2022, apostilló.

Demostrado que, con las políticas públicas anticíclicas de los presupuestos canarios de 2020, 2021, 2022 y ahora 2023, se ha conseguido evitar el aumento de la pobreza y la exclusión social en el Archipiélago; Campos concedió un mayor significado a la gestión gubernamental al tener que enfrentar unos acontecimientos singulares y extraordinarios como la pandemia, en primer lugar. En la actualidad, la crisis inflacionista y, antes, la erupción del volcán de La Palma.

Una isla que, en las cuentas elaboradas por el departamento de Román Rodríguez para el próximo año, ven aumentadas las partidas para continuar con el proceso de reconstrucción hasta los 160 millones de euros, según Campos. Cuatro veces más que la asignación presupuestaria del Estado, que es la administración competente en materia de catástrofes, cuestionó el portavoz de los canaristas progresistas.

La “responsabilidad y solvencia” del Ejecutivo, en su opinión, se certifica también en la decisión de estimular la actividad económica con una evolución de los recursos públicos, durante estos cuatro años, que supera en un 29,6% a las cuentas de 2019, las últimas del Gobierno de la anterior Legislatura.

“Sensibilidad con cada uno” de los territorios insulares es lo que contiene este PL, para Nueva Canarias, al contemplar, “en este caso por primera vez”, partidas directas para La Graciosa. Una decisión con la que se atiende a la consideración, en el Estatuto de 2018, de octava isla habitada.

Citó además el ajuste fiscal en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para afrontar el impacto de la inflación entre las rentas bajas y medias con tres medidas, como la deducción extraordinaria por el alza de precios, el aumento de 15 deducciones actuales entre un 20% y un 40% y la ampliación de la base liquidable de los primeros cuatro tramos autonómicos.

Salir de la versión móvil