Responsables de bibliotecas municipales de Gran Canaria debaten en el Cine de Sardina la invisibilidad de las mujeres escritoras y poetisas

COMPARTIR

“Soy Paula Gil y soy palabra. Al nacer me dijeron que no iba a andar, que no iba a poder hacer muchas cosas. Pero aprendí a leer, me puse a leer libros. Con los libros de aventura aprendí a superar muchos retos. Y aquí, estoy, contándoles mi historia, porque la palabra no es exclusiva, la palabra es inclusiva”. Paula Gil es narradora oral, aprendió  a narrar cuentos en un taller impartido en el año 2018 por Antonio López. Paula y Yudeyna Santana abrieron el XXIV de Bibliotecas Municipales celebrado este viernes en el centro cultural ‘El Cine’ en Sardina. Contaron un cuento a dos voces que se inició con la creación de la Biblioteca de Alejandría en el siglo III antes de Cristo y que tuvo uno de los momentos más emocionantes cuando Paula, joven santaluceña con diversidad funcional, explicó como los libros le han ayudado a superar barreras y que el libro, como la palabra, debe perseguir la igualdad y ser inclusivo.


“Perspectivas de género e igualdad en las bibliotecas” es el tema central del encuentro de este año en el que han participado unos 70 profesionales de Gran Canaria, de centros de Tenerife, La Rioja y Cantabria.  El alcalde Francisco García agradeció a los participantes y a los organizadores del encuentro porque “puede ayudar a mejorar la gestión de las bibliotecas, que son espacios cargados de potencialidades desde donde trabajar valores y fomentar una cultura global que va más allá de los best seller y los cánones culturales impuestos”. El primer edil considera que “es fundamental trabajar desde una perspectiva de género en las bibliotecas que fomente tanto la lectura de autoras como realice una crítica constructiva sobre las obras consolidadas, porque tenemos la suerte de contar en las islas con escritoras como Roberta Marrero, Nivaria Tejera, Mercedes Pinto o escritoras emergentes como Andrea Abreu y Meryen El Medhati”.

El viceconsejero de Cultura Juan Márquez destacó que “el futuro de las bibliotecas va emparejado con la evolución social, cultural, tecnológica y política y la sociedad, los tiempos cambian y es fundamental incidir en la profesionalización y la formación”. Márquez anunció que “el Plan de Fomento de la Lectura de Canarias 2023-30 contará con una dotación anual de 750.000 euros, y contendrá líneas de acción, crear oportunidades para promover la lectura en todas las etapas de la vida, las bibliotecas como laboratorios sociales, la revalorización de los mediadores de lectura y  potenciar las comunidades lectoras”.  La consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, destacó que “la cultura tiene siempre una gran importancia como herramienta para comunicarnos adecuadamente y para construir el futuro y comprender el presente”. Medina añadió que “las bibliotecas juegan un papel muy importante porque tienen esa capacidad de permitir que todas y todas podamos acceder a la cultura en condiciones de igualdad”.

Entre las ponencias que se han debatido en el encuentro están  la por Alexia Luiña López, directora de la Biblioteca Central de Cantabria,  ‘Hacia un objetivo común: bibliotecas en igualdad’. María del Carmen Martín Marichal, directora de la Biblioteca Universitaria de Las Palmas de Gran Canaria, habló de el ‘Espacio Violeta’ que  nació en su centro en el año 2019. ‘Y si fuera… una biblioteca sin…’,  es el título de la ponencia impartida por  Esther Felipe Alcalde, representante de la Biblioteca Municipal ‘Rafael Azcona’ de Logroño; Elena Cotarelo Álvarez, de la biblioteca municipal Adrián Alemán de la Laguna habló de ‘Bibliotecas Canarias por la Igualdad: un proyecto en marcha’, también intervino Inmaculada Fumero de León, del Centro Insular de Información, Asesoramiento y Documentación para la Igualdad de Género Tenerife Violeta.

 El alcalde Francisco García
Salir de la versión móvil