POLÍTICASAN BARTOLOMÉ DE TIRAJANA

Alejandro Marichal apela al compromiso de todas las fuerzas políticas para impulsar la construcción de viviendas sociales para los vecinos de El Matorral 

Coalición Canaria presenta una moción al pleno para instar a la corporación a dar el impulso definitivo al expediente “olvidado desde junio de 2021”Marichal confía en que el pleno apruebe dar el último paso que permitirá que el Gobierno de Canarias elabore el proyecto de obra y la licitación de viviendas sociales en Juan Grande y Castillo del Romeral Marichal: “PSOE y NC se han olvidado de las 47 familias de El Matorral que esperan por una vivienda digna, desde hace más de 20 años”

Alejandro Marichal, candidato a la alcaldía de San Bartolomé de Tirajana por Coalición Canaria instará a la corporación municipal, en el Pleno de septiembre, a que de el impulso definitivo al expediente “olvidado desde junio de 2021” que permitirá que el Instituto Canario de Vivienda del Gobierno de Canarias recepcione formalmente las parcelas habilitadas en Juan Gran y Castillo del Romeral para la construcción de viviendas sociales.

Tal y como explica Marichal, cuando Coalición Canaria asumió la gestión de las concejalías de Vivienda y Urbanismo, modificó el uso educativo de tres parcelas para convertirlas en residenciales para, posteriormente, ceder esos suelos al Gobierno de Canarias y realizar viviendas sociales, especialmente, para las familias del Matorral. Faltaba como último trámite, la cesión formal de las parcelas al Gobierno de Canarias, y para ello, primero debía realizarse la gestión urbanística oportuna, esto es, la autorización de la licencia de agrupación de las parcelas de Juan Grande; y la licencia de parcelación en el Castillo del Romeral, ambas aprobadas con fecha de 25 de junio de 2021.

Coalición Canaria salió del Gobierno municipal tres meses después, en septiembre de 2021, y desde entonces, no se ha culminado el trabajo. Es decir, indica Marichal, “se hizo lo más complejo en tiempo récord, a saber: en dos años se cambió el Plan General para modificar el uso de tres parcelas; se aprobaron los expedientes de gestión urbanística; y para el último paso, que es una mera formalidad (la cesión del suelo al Gobierno de Canarias) ha transcurrido un año desde nuestra salida del gobierno municipal y no se ha hecho absolutamente nada al respecto. El Matorral ha sido el olvidado por el PSOE y NC. Sus vecinos llevan más de 20 años esperando para tener acceso a una vivienda digna, la excusa de los alcaldes que han dirigido este municipio hasta la fecha era la falta de suelo, pero ahora que sí hay suelo disponible son incapaces de trabajar para materializar este proyecto”.  

Por estos motivos, y apelando al compromiso de todas las fuerzas políticas, Coalición Canaria presenta una moción en la que insta a la corporación municipal a que en el plazo máximo de tres meses, de impulso al expediente para la cesión de dichas parcelas al Instituto Canario de la Vivienda; y que paralelamente se inste al Instituto Canario de la Vivienda, adscrito a la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno de Canarias, a que elabore el correspondiente proyecto de obra para licitar la construcción de las viviendas oportunas en los suelos de Juan Grande y Castillo del Romeral, priorizando así las que llevan esperando, desde hace más de 20 años, los vecinos de El Matorral.

Historia de las viviendas de El Matorral

El 5 de agosto de 1998 el Ayuntamiento suscribió un Convenio Urbanístico con la familia Condal por la que se cedía gratuitamente al Ayuntamiento el uso de 10.000 metros cuadrados de suelo en el Matorral por un periodo de veinte (20) años. Finalmente, en el año 2000, el Gobierno de Canarias, presidido por Román Rodríguez, promovió la instalación de 47 casas prefabricadas en el solar antedicho y cuya titularidad sigue siendo de la familia Condal. 22 años después el Ayuntamiento ha sido incapaz de materializar la cesión de suelo público municipal, libre de cargas, al Gobierno de Canarias para la construcción de Viviendas Sociales. Mientras tanto los vecinos siguen viviendo en unas condiciones insalubres, atrapados por más de dos décadas en unas casas prefabricadas entre invernaderos, en medio de la nada, sin servicios públicos cercanos, ni un supermercado, ni un parada de guaguas y ni un sitio donde puedan jugar los niños.

Tal y como narran los propios vecinos, el calor es insoportable en unas casas de cartón piedra; las paredes son tan finas que se oye al vecino extender el papel de aluminio en la cocina. Otra batalla son las cucarachas que se cuelan entre los techos o las ratas que se comen el cableado. En definitiva, la situación es insostenible para los vecinos.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts

Load More Posts Loading...No more posts.