CANARIAS

La Macaronesia cumple las condiciones para dar el salto a ente con personalidad jurídica propia

· La modificación del reglamento de las Agrupaciones Europeas de Cooperación Territorial ofrece el encaje jurídico necesario

· Precisa justificación, desarrollo jurídico y estatutario, y estudio económico, trabajo ya realizado por el Proyecto Integra que hoy ha celebrado su tercer encuentro

La Macaronesia cumple las condiciones necesarias para superar su condición de área geográfica y dar el salto a ente con personalidad jurídica propia gracias a la modificación del reglamento de las Agrupaciones Europeas de Cooperación Territorial, una figura con carácter permanente que conlleva capacidad para operar de forma autónoma y así solucionar problemas comunes, gestionar fondos y proyectos, generar mayor riqueza y, en definitiva, prosperar como un bloque con especial atención al acercamiento entre archipiélagos y las relaciones externas de vecindad.

El encaje jurídico no es sencillo porque implica a tres países, para mayor dificultad dos son de la Unión Europea y uno de la Unión Africana (Cabo Verde), pero la modificación del reglamento europeo permite la asociación con países terceros y pone como condición que la integre al menos dos países europeos -pues de lo contrario se trataría de alianzas bilaterales-, condición que, con España y Portugal, también cumple la Macaronesia, de modo que puede aspirar a ser la cuarta Agrupación de la Unión Europea vinculada a terceros países, la primera de su categoría con territorios fragmentados con el mar como frontera.

Así lo explicó el jurista Ángel Llorente, quien ha estudiado durante años el encaje jurídico de esta aspiración para la Macaronesia, en el marco del III Encuentro del Proyecto Integra, liderado por la Viceconsejería canaria de Acción Exterior, con Azores, Madeira y Cabo Verde como socios y enmarcado en el programa de cooperación Interreg Mac, financiado en un 85 por ciento por los fondos Feder, que fue inaugurado por el viceconsejero de Acción Exterior de Canarias, Juan Rafael Zamora, la directora de Asuntos Europeos de Madeira, Fernanda Cardoso, el director de Asuntos Europeos de Azores, Carlos Pacheco Amaral, y en representación de Cabo Verde, su cónsul honorario en Las Palmas, Juan Cárdenes.

El camino hacia la futura ‘Agrupación Europea de la Macaronesia’, que también conlleva contar con presupuestos y personal propio, debe comenzar con el acuerdo político de los Gobiernos de Canarias, Madeira y Azores, pues hasta esa ventaja ofrece esta figura europea, que permite que la soliciten gobiernos autonómicos, no solo estatales, y a partir de ese momento trabajar en sus tres grandes pilares: la justificación, el estudio económico que ponga de relieve los beneficios de su constitución, y el desarrollo jurídico, convenios, estatutos, sede y órganos, lo que estimó que tomaría en torno a tres años.

En cualquier caso, el Proyecto Integra ya ha adelantado el eje económico, pues en los dos últimos años ha trabajado en la elaboración del Libro Blanco de la Macaronesia con el análisis de las fortalezas, debilidades y oportunidades de once subsectores con gran potencial para el entorno, todos engarzados en la conectividad aérea y marítima, y cuya puesta en marcha tiene como objetivo, además de repercutir en el PIB de los cuatro archipiélagos, lograr impacto en la cohesión social, uno de los objetivos de la Unión Europea desde su creación, tal como subrayó el economista Germán Blanco.

Los cuatro archipiélagos forman parte desde hace seis siglos de las principales rutas marítimas comerciales del planeta. El turismo, con 19 millones de visitantes en la Macaronesia, es esencial y ofrece la posibilidad de diversificar hacia circuitos de cruceros entre los archipiélagos, desarrollar el ecoturismo y el turismo náutico. Otra aspiración es ser la autopista marítima de los productos africanos hacia Europa, convertir la necesidad de poner en marcha una economía circular que no hunda las islas en sus residuos en una nueva industria, así como lograr autonomía energética a través de sus recursos naturales, lo que constituye algunas de algunas de las actuaciones propuestas en el Libro Blanco, que próximamente estará a disposición de gobiernos, empresariado y ciudadanía en la página http://integra-mac.com, todas con repercusión en el empleo y con la administración electrónica como otra de las claves.

Momento idóneo

Tras 20 años de programas de cooperación Interreg Mac, este momento es idóneo para aspirar a dar el salto a ente jurídico no solo por la experiencia y las relaciones desarrolladas en estas dos décadas, sino porque la nueva edición del programa Interreg Mac comienza este de 2023 con 140 millones de presupuesto de los que financiar las acciones propuestas en el Libro Blanco, aparte de que esta última edición permite ampliar las alianzas a más países vecinos.

Además, esta próxima edición de Interreg Mac contempla 27 millones de euros para el capítulo de gobernanza y cooperación, donde encaja la creación de la futura ‘Agrupación Europea de la Macaronesia”.

COMPARTIR

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Load More Posts Loading...No more posts.