INGENIO

El Centro Social de La Bagacera abre sus puertas, convirtiéndose en un centro referente en atención a la discapacidad

Fue inaugurado por la alcaldesa; la consejera insular de Política Social y el presidente de la Fundación Juan y Juana Espino Juárez, rodeados de autoridades, personas usuarias y familiares

El Centro Social de la Fundación Canaria Hermanos Juan y Juana Espino Juárez, ubicado en el barrio ingeniense de La Bagacera, abría este lunes, 9 de enero, sus puertas, llenándose de actividad e ilusión para recibir a las autoridades, personas usuarias y familiares en su gran día de inauguración, culminando un largo recorrido de más de 15 años desde que se iniciaba este proyecto.

La alcaldesa de la Villa de Ingenio, Ana Hernández; la consejera de Política Social y Accesibilidad del Cabildo de Gran Canaria, Isabel Mena y el presidente de la Fundación Juan y Juana Espino, José Lezcano, fueron los encargados de descubrir la placa y cortar la cinta inaugural, para que a partir de ese momento el centro sea nueva sede del Centro Ocupacional para Personas con Discapacidad de Ingenio y de la Asociación Apadesur que trabaja por la inclusión social de personas con discapacidad del sureste de Gran Canaria y, con ella, asimismo de su grupo de música Amidagüe.

La alcaldesa destacó en su intervención la solidaridad y generosidad tanto de la Fundación como del pueblo ingeniense además de la necesidad de poner en marcha este centro “para el bienestar de las personas usuarias, pero también para el personal que trabaja con ellas, contando con un edificio diáfano, luminoso, sin barreras arquitectónicas que responde a los tiempos actuales”. “Cualquier esfuerzo por mejorar la vida de aquellas personas que nos necesiten siempre tendrán nuestra dedicación,” añadía, para finalizar señalando que “este edificio que abrimos a la población tiene ahora algo muy importante en su interior, alma y sentido”.

La consejera Isabel Mena resaltó el empeño mostrado por el Ayuntamiento de Ingenio para que “este sueño sea hoy una realidad y este centro se convierta en un centro único, referente de la discapacidad en la isla”, además de la importancia de las familias “como pilar imprescindible a la hora de sacar adelante políticas que beneficien de manera integral a las personas con discapacidad”.

Finalmente, el presidente de la Fundación Hermanos Juan y Juana Espino Juárez, José Lezcano, recordó los inicios de este proyecto a la vez que tuvo palabras de agradecimiento hacia el Ayuntamiento de Ingenio y todos sus responsables políticos que han apoyado siempre de forma unánime este proyecto.

Uno de los momentos emotivos del acto fue cuando el ex alcalde de Ingenio y actual consejero insular de Desarrollo Local, Juan Díaz, pieza fundamental en el impulso para sacar adelante este centro, entregó las llaves del mismo a la presidenta de Apadesur, Reyes Alemán.

Tras las diferentes intervenciones se dio por inaugurado el centro, que fue visitado por los y las asistentes, entre ellos Elena Suárez, concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Ingenio, área que gestionará el edificio, junto a numerosos ediles de la corporación municipal, tanto del grupo de gobierno como de la oposición y el párroco de Nuestra Señora de La Candelaria, Jesús Vega, entre otros, teniendo todos y todas la oportunidad de firmar en un libro de honor y llevarse mensajes positivos en pequeños pergaminos como recuerdo de este gran día.

-Centro Social de La Bagacera-

Cabe recordar que el proyecto de creación de este centro fue impulsado por la Fundación Juan y Juana Espino Juárez, hermanos que tenían unos terrenos en el municipio que querían fuesen destinados a prestar servicios de asistencia a personas dependientes, mayores, con discapacidad o colectivos sociales, entre otros. La Fundación, creada por Claudio José Ponce de León y Espino, hijo de Juana, comenzó a levantar el edificio hace aproximadamente 15 años, cediéndolo posteriormente, en 2018, al Ayuntamiento de la Villa de Ingenio, a través de un contrato de constitución de derecho de usufructo, para poder culminar su construcción. En una primera fase se puso en funcionamiento tan solo la planta baja del ala sur, culminando en 2022, la construcción de la planta bajo rasante, destinada a almacenaje y garaje, la planta baja del ala norte, la planta alta de ambas alas y la mejora del ala sur con espacios más diáfanos y luminosos.

El edificio de la Fundación Juan y Juana dispone de cocina, comedor, un gran patio con césped artificial y mobiliario de jardín, baños adaptados (uno de ellos especial para personas ostomizadas, primero de estas características instalado en Canarias), salón de actos, salas de trabajo, de psicomotricidad, de música y despachos, entre otros servicios.

COMPARTIR

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Load More Posts Loading...No more posts.