Una escultura en el mar recuerda desde este viernes a la niña Isabel que falleció en la playa de Pozo Izquierdo hace 62 años

Una escultura en el mar recuerda desde este viernes a la niña Isabel que falleció en la playa de Pozo Izquierdo hace 62 años

La escultura “Fraternidad” acompaña desde este viernes a los bañistas de la playa de Pozo Izquierdo. La obra realizada por el escultor Víctor Navarro representa a Isabel, una niña que murió en agosto de 1959, tras darse un golpe en esta playa de la costa de Santa Lucía. Ese fue el último verano que pasaron en Pozo Izquierdo los padres de Isabel Quintana Rodríguez.

La colocación de la escultura en el mar se convirtió este viernes en un homenaje a la niña Isabel, al que asistieron sus familiares, vecinos y vecinas de Pozo Izquierdo y representantes de la Corporación Municipal. En el acto  cuatro   sobrinos de Isabel,  Domingo Quintana (fundador del  grupo Faneroque)  Wichi Quintana (del grupo Tabaiba), Isabel y Carmen Ester subieron al escenario y  cantaron una canción que le han dedicado a la niña: “Vuelas con el viento/ niña volaste/ jugando con tu luna menguante/libre gaviota en el aire/ niña volaste”.

El alcalde de Santa Lucía, Santiago Rodríguez, conocía la trágica historia y sabía que la piedra grande desde la que se tiró la pequeña continuaba allí. Por eso se planteó que “para marcar esa piedra conocida como la piedra grande y dar más seguridad a los bañistas, pensé que sería buena idea hacer una escultura recordando a esa niña y se lo planteé a la familia, que recibió la idea de una forma muy positiva”. El primer edil manifiesta que “me acerqué a Agüimes a hablar con Carmencita Quintana, la hermana de  la niña, y mostró su apoyo a este proyecto”. La niña tenía dos hermanos, Leonardo Quintana Rodriguez y Carmencita.

Carmen Quintana Rodriguez, la única hermana viva de Isabel, acudió al acto y manifestó que «Agradecemos este gesto tan bonito que nos produce alegría y pena recordando a mi hermana después de 62 años».

Wichy Quintana no conoció a su tía Isabel, pero recuerda que “la niña tenía 12 años y se tiró al agua sin calcular que bajaba la ola,  se dio un fatídico golpe,  y falleció unos días después”. Wichy añade que  “los veranos de sueños y diversión se acabaron a partir de ese momento, la vida de mis abuelos estuvo marcada por ese accidente y no volvieron a ir a la casa familiar de Pozo Izquierdo”. La pequeña Isabel tenía dos hermanos: Leonardo (padre de Wichy) y Carmencita, que también acudió al homenaje y a la colocación de la escultura en las aguas de Pozo Izquierdo, y pudo escuchar cantar a sus sobrinos: “Viento que se llevó el tiempo de maguas y sueños, que un día se escondieron Viento, que se llevo el viento de un triste lamento, de un salto hacia al cielo”  

La escultura podrá verse incluso con marea alta y tendrá iluminación nocturna alimentadas con una pequeña batería solar, una iluminación que por la noche darán un haz de luz a la escultura de bronce. La escultura está incrustada en la piedra por medio de unos pivotes de acero inoxidable de 50 centímetros de longitud.  La piedra está anclada con una estructura armada. Todo conforma un conjunto de 5.700 kilos (la piedra pesa 2.800 kilos, la estatua pesa 180 kilos y el resto es la cimentación).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies